miércoles, 8 de abril de 2020

Daríamos la luna

La humanidad vivimos una situación traumática a causa de la aparición del COVID-19. Es prioritario abordarlo anteponiendo la salud del ser humano y su bienestar ante cualquier cosa pienso yo. 

Partiendo de esta reflexión y aclarando prioridades, quiero hablar en este post sobre la impotencia que los cazadores tenemos ante situaciones que en el campo ocurren y que son también cosa de virus.

El campo, la naturaleza sigue su curso, la fauna sigue muriendo de enfermedades y algunas también infecciosas de origen vírico en especies como la liebre https://fac.es/noticia/ministerio-agricultura-emite-un-informe-oficial-sobre-los-casos-mixomatosis-en-liebres-en-espana con la mixomatosis de reciente aparición en ellas, hablamos de julio de 2018 y el conejo con una nueva variante de la hemorragico vírica, RHDV-2, aparecida en España entre 2011/2012. Es muy virulenta y sufre constantes mutaciones por lo que explican de su complicado tratamiento, digamos que no hay hoy día. Hay sociedades de cazadores que darían la luna por un tratamiento si hubiera. El RHDV-2 tiene una mortalidad muy alta y aunque se ven muertes de todas las edades, es en los gazapos donde la enfermedad hace la principal merma de la especie. En este vídeo que se grabó a mediados de marzo 2020 en mi pueblo, Alameda (Málaga), se ven como la virulencia de esta enfermedad es brutal. Este caso se puede extrapolar a lo que está pasando en gran cantidad de lugares en España.









Por el contrario, también es obligatorio reflejar que hay zonas a escasos cientos de metros de estas madrigueras desoladas que se ven menos afectadas por las enfermedades y los conejos brotan manteniendo estable la población, eso sí, con cierta ayuda por la gestión de las sociedades de cazadores.

Pues eso, los cazadores seguiremos luchando por la humanidad, donando material sanitario  https://fac.es/noticia/la-sociedad-de-caza-de-los-palacios-dona-600-litros-de-lejia-para-desinfectar-el-municipio-del-covid-19  , https://fac.es/noticia/la-sociedad-el-corzo-dona-mas-de-2000-litros-de-lejia-al-ayuntamiento-de-jimena-de-la-fronterahttps://fac.es/noticia/la-sociedad-de-cazadores-de-cogollos-vega-dona-material-sanitario-a-las-trabajadoras-de-ayuda-a-domicilio ,  colaboraciones diversas y además seguiremos evitando daños en la agricultura, accidentes de tráfico, propagación de enfermedades, etc, o lo que es lo mismo, seguiremos siendo solidarios y conservacionistas. 

lunes, 6 de abril de 2020

CAZA, desde el principio, desde los principios.

Caza, desde el principio, desde los principios, es un libro donde plasmo mi punto de vista sobre la situación actual de la caza, contado desde un origen. Además de destinar una parte a la fotografía de fauna, que me apasiona bastante.
 
La presentación inaugural fue en el Museo de Historia de Antequera y tuve el orgullo de contar con unos grandes amigos como ponentes de lujo y una sala con much@s amig@s y familiares. 

En este enlace se puede ver un resumen de la presentación;

Y en este otro pueden ver el acto de presentación completo;

https://youtu.be/tFlBjqk9abM


Desde el Ayuntamiento de Antequera y el Gobierno Andaluz, tuve las ponencias de Ángel Gonzalez y José Ramón Carmona, los cuales me dieron todo su apoyo y todas las facilidades para presentar el libro en el Museo de Antequera. 

Carlos Sanchez, no pudo acudir a la presentación por compromisos de trabajo pero nos mandó su ponencia en vídeo. Él ponía la ciencia al acto, y habló sobre la importancia de la ciencia en la caza. En este momento trabajando para la Fundación Artemisan. 

Tuve a José María Mancheño acompañándome en un día tan especial, un honor y un privilegio. Habló sobre la situación actual de la caza, de la importancia de la ciencia en la caza, del papel de la caza en la sociedad y otros temas interesantes.

Ibermermedia y CazaWorld (desde Madrid) estuvieron presentes con su director y amigo a la cabeza, Juan Carlos Calvo. Con él se habló entre otros temas, del relevo generacional en la caza. 

Pablo Sorzano, responsable de prensa y comunicación de la Federación Andaluza, también responsable indirecto de que yo hiciera el libro, tras ser el resultado de extenderme sobre un trabajo que le iba a entregar a él, destinado a un artículo en el suplemento de los periódicos del grupo vocento. Nos habló de la imagen  de la caza y las redes sociales en la caza. 

Miguel Ángel Alonso, autor del Epílogo y del resumen de contraportada del libro, también procedente desde Madrid, pero natural de Ubierna (Burgos), nos habló de la caza como una herramienta de conservación y sostenibilidad, y del las vertientes animalistas. 

Carlos Torres, es el director de la Editorial ExLibric, la cual me publica el libro y nos habló del libro, de la importancia de cubrir esta temática y del apoyo de la Editorial al trabajo.

El moderador fue Javier Pérez, responsable del programa de radio “El Morral del Cazador” también se desplazó desde Madrid. Planteamos el formato de presentación Pablo y yo, y contamos con él para llevar las riendas del acto por su capacidad tan dinámica de entablar sus programas, y estuvo de diez. 


Muy agradecido al Ayuntamiento de Antequera, a todos los asistentes, amigos y familiares, a los ponentes, amigos todos, y al Ayuntamiento de Alameda por su apoyo al libro

Además de la presentación en Antequera, estoy presentando el libro en más localidades. Esta fue en Madrid, en la sede de la Real Federación Española de Caza, donde estuve muy buen rodeado de grandes amigos que me acompañaron y de unos ponentes (también amigos) de lujo. 

Los ponentes fueron; 
Marta Salgado, cazadora y responsable de la cuenta @couplehunt
Miguel Ángel Alonso, presidente del club Becaderos de Madrid y autor del Epílogo y resumen.
Luis Fernando Villanueva, Director General de la Fundación Artemisan.
Antonio García, presidente de la Federación Madrileña de Caza. 
















Espero os guste el libro.

domingo, 5 de abril de 2020

Entrevista vía libre

1 – ¿Cuéntanos Antonio, como surgió en ti la afición por la cacería?.

Desde pequeño, cuando jugamos en la calle o en el real de la iglesia, veía a mi tío Pepe de entrar y salir con los Podencos de su casa. A mi padre nunca le ha llamado la atención la caza, si la pesca, con el que iba desde los 6 o 7 años junto con sus amigos Felipe, Antonio Carmona y su Manolo, Juan Antonio Nejias y su hermano Romualdo que en paz descanse y con Fran Custodio quién con su paciencia me enseñó a pescar.

Yo desde pequeño tuve mucho roce con la naturaleza, quizás por eso me picaba el gusanillo de pedir a mi tío que me levara de caza. Fui muchas veces con él, recuerdo que incluso había días que lo esperaba con 10 años en su rebate al amanecer, sin quedar con él. No le quedaba otra que llevarme.

Pero no di el paso de morralero a cazador hasta la mayoría de edad, animado por mis mejores amigos. 




2 –¿Cómo anda nuestro pueblo de aficionados o socios o socias en la sociedad de cazadores?

Alameda alberga una sociedad de cazadores bastante importante en número de socios, creo que hoy seremos doscientos cincuenta aproximadamente. Pero no hace importante el número de socios, que también, porque en Alameda hay también cazadores que ejercen la actividad cinegética en otros cotos diferentes al de la sociedad de cazadores “El Perdigón”, lo importante o lo que da renombre a nuestro pueblo por donde quieras que vayas es el buen coto que dispone, por la orografía del terreno y la diversidad de especies que hay. 


3 – ¿Entra sabia nueva, o sea hay afición entre los jóvenes de nuestro pueblo a la caza?

Entra menos cantidad de la deseada. El motivo es evidente, hoy no hay roce con la naturaleza, incluso los jóvenes (y no tan jóvenes) no conocen el entorno de nuestro pueblo. Pasa en todos lados. A eso se une dos factores más, uno es las ingentes cantidades de ocio que hay incluso sin salir de casa y otra es la burocracia que hay que hacer para hacerse cazador/a. Aunque desde la Federación asesoramos en todo a l@s que se animan para que sea menos complicado. 


4 – Desde su experiencia y conocimiento que sabemos que es mucho pues ya has escrito libros sobre el tema.¿ Se puede ser ecologista y al mismo tiempo ser cazador?

En esto del ecologismo es bueno diferenciar conceptos, o mejor dicho aclararlos. Un ecologista “a ojos” de la sociedad, se le confunde con un Ecólogo, cuando un ecólogo es la persona que basa su trabajo en estudiar la ecología o una parte de ella. Luego están los ecologistas, que son las personas que ayudan a la conservación del medio ambiente con su aportación directa, entendiendo estos que la salud del ser humano y la del medio ambiente está por encima de todo. Con una implicación que conlleva pringarse con el problema y por tanto con unas metodologías de solución objetivas. Y luego están los ecolojetas, que son los que la sociedad ven como ecólogos y les llaman ecologistas, y no conocen el medio ambiente, sus problemas reales, sus soluciones, ni sus necesidades. Suelen tener mensajes coloridos y bondadosos pero con una metodología errónea a la hora de subsanar problemas porque desconocen el virus que los provoca, por tanto subjetiva. 

El cazador es ecologista cien por cien. La caza hoy se basa principalmente en el control poblacional de especies, las cuales son determinadas por las administraciones mediante estudios técnicos y científicos para paliar con la reducción de estas poblaciones los daños que algunas especies crean en la agricultura, en accidentes de tráfico, en el contagio de enfermedades a la ganadería, en reducir la merma de especies vegetales en peligro, el evitar plagas, y un largo etcétera. Pero no solo es ecologista por eso el cazador del siglo XXI, es también porque con su gestión durante la época de veda cuando crían las especies, se invierte una cantidad económica (del bolsillo del cazador) y humana brutal para llevar agua a bebederos artificiales por la sequía que padece nuestro campo, en Alameda en total hay trece mil litros de agua repartidos en treinta y cinco bebederos que hay que reponer cada semana y media o dos semanas. Cada bebedero tiene su comedero con grano para suplementar alimento y además se arriendan terrenos y se siembran para que los animales, todos los animales cinegéticos o no, tengan comida, tapadera y se refugien de los depredadores y sitio donde criar. ¿Más motivos de ecologismo? Pues sí, el cazador es centinela del campo, es el primero que alerta de un incendio, etc.. y es una herramienta de conservación y de desarrollo para toda la sociedad por ejemplo en detectar enfermedades como la gripe aviar mediante los cimbeles de aves acuáticas, la cual permite analizar la evolución epidemiológica de manera eficaz.

El lince se ha recuperado en los cotos de caza y además de trabajar por el lince, los cazadores somos partícipes en los programas de recuperación del Lobo ibérico, del quebranta huesos, del Águila Imperial, etc.. 

Para entender mejor esto, es necesario diferenciar al igual que ecologistas y ecolojetas a cazador y furtivo. Un furtivo nunca será un cazador, un furtivo es un delincuente. 


5 – Cuando miramos hacia atrás en el tiempo, vemos la cantidad de animales que había en nuestros campos. Si miramos hacia adelante, ¿habrá animales en un futuro quizás no lejano?

Uno de los principales problemas de la desaparición de especies en nuestros campos es debido a la degradación del medio ambiente causado por la intensificación de la agricultura y el abuso de fitosanitarios. Necesitamos una política agraria que incentive económicamente al agricultor para que realice buenas prácticas agrícolas, sean compatibles con el cuidado del medio ambiente y cubran la rentabilidad del terreno lógicamente. 

Os aconsejo a que paseéis un día por la finca del cortijo Río, que está en ecológico, se sentéis en uno de sus bonitos paisajes entre los olivos cerca o lejos de la orilla del Río Genil y vais a escuchar infinidad de vida animal. 


6 – ¿Qué le diría a los detractores y detractoras de la cacería que quieren ilegalizarla?

Que a mi, a lo mejor igual que a ellos, no me puede gustar el pescado crudo pero yo no impongo mis ideales contra los restaurantes de sushi para ilegalizarlos. No tengo que convencer a nadie anticaza de que la caza es necesaria, porque además no me va a escuchar. Yo no soy anti nada, soy pro caza, pro gente honesta, pro gente solidaria y humanitaria y quien no sea afín a mis ideales ya sabe en qué bando me tendrá a su lado y en cual no, sin necesidad de confrontación. Yo creo que lo de imponer ideales es fascismo, venga del veganoanimalismo o de los nazis, que por cierto, fue el líder del tercer Reich, Adolf Hitler el primero en redactar las primeras leyes animalistas y contra la caza. Ahí lo dejo. 


7 – Aunque se entiende que en esta afición (como en la mayoría) hay diferentes personas y diferentes ideas. ¿Por qué a nivel de partidos, a nivel de ideología, la derecha y la ultraderecha defiende más la caza que la izquierda? 

Fácil y simple de explicar.

La caza social, la de los pueblos, la que ejerce el jornalero y el notario, la defienden todos los partidos políticos, todos, izquierdas y derechas, aunque no todos gozan con la afinidad de sus líderes, porque la cúpula de uno no, me refiero a Teresa Rodriguez de Adelante Andalucía, que aunque incluso hablé con ella y le comenté la realidad de la caza social, de la cantidad de personas que la ejercemos en Andalucía con presencia en todas las localidades, incluso la animé a reunirse con la federación, no sirvió de nada. Gran parte de sus alcaldes, concejales y afiliados Andaluces que pisan los terrones son los que se preocupan en defender la caza, o por lo menos no están en contra.  Luego está la caza elitista, la de personal adinerado y al alcance de cuatro, esa no la defiende la izquierda, esa la defiende nada más la derecha y ultraderecha. 


8 – Esta práctica deportiva deja a las administraciones mucho dinero en impuestos, etc. Pero ¿las administraciones velan por esta actividad cinegética así como por el medio ambiente, o esto para ellos es un negocio?

Como he dicho anteriormente, la caza es una herramienta de conservación, la cual viene regulada por la administración para un correcto equilibrio en el ecosistema. Por tanto somos muy necesarios para la administración, no solo en lo económico, sino en lo que aporta en lo social, que es mucho más importante. Aunque cada vez más la administraciones se dejan influenciar por las presiones de las vertientes emergentes mal llamadas ecologistas, creando barbaridades y despropósitos en espacios naturales que luego.... cuesta subsanar cuando se dan cuenta, vean lo que pasó con la Cabra montes en la sierra de Guadarrama, el Arrui en sierra Espuña o con el urogallo en la cordillera cantábrica entre otros muchos casos.

 Lo que la caza aporta económicamente a la Administracion recae directamente en las políticas de bienestar de la sociedad lógicamente y no entendemos se haga negocio con nosotros. Por ejemplo, mi licencia es de las más caras en Andalucía porque cazo más modalidades y pago cincuenta y cuatro euros al año. Lo que es lamentable, usura lo llamaría mejor, es lo que están haciendo las cajas de ahorros cobrando una comisión de una media de veinte euros por el trámite de la licencia (de caza o de pesca) que se hace en un minuto. Una vergüenza. 


9 – ¿Desde su opinión Antonio, que se podría hacer o que podríamos hacer para que tuviéramos unos campos, y naturaleza llena de aves de todo tipo y de animales, en definitiva de vida?

Los campos de Alameda necesitan como todos los terrenos de cultivo del mundo, un laboreo más ecológico, que mire por la salud del ser humano y no por el bolsillo de tres personas que manejan todo. Solo con eso se multiplicarían las especies.


10 – Muchas gracias Antonio, ¿quiere añadir algo más?

Que salgan a conocer Alameda, su entorno, tenemos paisajes espectaculares y una fauna muy muy diversa. Conozcan su pueblo.

Gracias por concederme la oportunidad de expresarme en estas líneas. 

sábado, 16 de marzo de 2019

La Perdiz con Reclamo

LA PERDIZ CON RECLAMO 

CUADERNO DE CAMPO (escrito para Jaraysedal)
Foto de José Melero Plasencia
La caza como tal es una actividad ancestral que comprende el antes, el durante y el después de capturar o abatir una pieza. Las modalidades tradicionales, como es el caso de la perdiz con reclamo, son un eslabón inherente de la cultura de los pueblos cuya existencia se remonta a milenios. El aprovechamiento culinario es el motivo principal de su caza. Datos etnológicos ya muestran indicios de la práctica de esta manera de dar caza a las perdices.
El reclamo exige una gran vocación al jaulero, es una modalidad que no implica el cazar más piezas, lo que prima es la buena faena del enjaulado. Se realiza de manera racional y planificada. Intervienen muchos factores externos a la hora de echar por alto una jornada y además se cobran poquísimas piezas.
Esta forma de cazar es muy tradicional y conlleva cuidado y entendimiento de la naturaleza del ave. Posee un lenguaje propio para definir utensilios, cantos y expresiones. 

La perdiz es muy suculenta en cualquier tipo de elaboración, asada, guisada, estofada, en caldo, escabechada, etc., por lo que fue y es muy apreciada su carne. Goza de atributos nutricionales magníficos para la salud. Es la reina de la caza menor y de la cocina que tiene la suerte de acogerla.  

Me cuenta Paco Jiménez Aguilera, gran historiador de la modalidad, que en la mitología la perdiz simboliza el talento, la fortaleza y la vivacidad. Inventora de la sierra y el compás, por sus cantos fue ave adivinatoria en los templos dedicada a la diosa Cibeles. Volviendo a lo terrenal, hay indicios fehacientes de la caza de la Perdiz por los Iberos, que las capturaban con zalagardas (lazos) cuando acudían a la llamada de su congénere enjaulada. Los fenicios, cartagineses, griegos y romanos en su paso por la península también la practicaban.
Como saben, la práctica de esta modalidad se da desde tiempos remotos también en el norte de África y en la Europa mediterránea. Por tanto no es nada extraño que incluso se tengan constancia por grandes escritores de antaño. Es el caso del fabulista de la antigua Grecia, Esopo, que en el siglo VI Antes de Cristo, en una de sus fábulas, “El Pajarero, la Perdiz y el Gallo” (560- 620 a. C.), hace referencia a la Perdiz enjaulada que sirve para conseguir comida para su hamo.
Griegos y Romanos tenían gran fervor a la caza con reclamo de Perdiz y plasmaban escenas en mosaicos de gran belleza con imágenes de pájaros enjaulados, incluso en Porcuna hay mosaicos romanos del siglo V y VI a. C., que representan iconografías tituladas “Cazador de perdices” en un conjunto escultórico llamado Cerrillo blanco.  

También el polímata de gran influencia intelectual hasta nuestros días, como fue Aristóteles en el siglo IV a. C. en su obra “Investigación animal”, hace también referencias a la perdiz y a la modalidad de caza llamada reclamo. Y hace un completo trabajo sobre la modalidad, hablando ya de la caza con la hembra enjaulada y sus diferencias con la del macho.
Hablando de datos en importantes tomos, la biblia hace referencia a la perdiz con reclamo. En el libro los eclesiásticos, fechado en el año 170 a. C. en el capítulo 11, versículo 30, podemos leer: “como perdiz de reclamo en jaula es el corazón del orgulloso..”.
El escritor, científico y naturalista Italiano Plinio el Viejo (siglo I) plasma en su tratado de la Historia natural” varias veces el uso de la Perdiz para atraer con el canto y cazar. Grande entre los escritores como el también Italiano, aunque con predilección por lo griego, hasta el punto de escribir en ese idioma, Claudio Eliano (175-235 d. C.) escribía en su libro Historia de los Animales: “Las perdices belicosas, que intervienen en competiciones, creen que cuando son capturadas, no serán tenidas simplemente como destinadas al sacrificio, y por esto, en el momento de su captura no se pelean con los cazadores con el propósito de no ser cogidas.”

Como no, la modalidad tuvo sus enemigos en la historia. Fue Felipe II, años 1527-1598 el que dictó la ley prohibiendo la caza de perdiz con reclamo bajo multa de 6000 maravedís y seis meses de destierro, al tiempo, que él abatía perdices con otros medios. Con Alfonso XIII de Borbón, rey prematuro por la muerte de su padre antes de nacer. Se dictó la Ley de caza de 1902 que prohibía el reclamo, excepto a los dueños de los cotos, lo que creó una gran conflictividad.
En El Quijote, una de las mayores obras escritas de la historia, Cervantes escribe “váyase usted señor Hidalgo con su perdigón manso”.


Estos son algunos de los datos históricos más destacados, aunque podíamos citar muchos más, de una modalidad que subsiste a los tiempos y a la degradación del medio ambiente causado por las malas prácticas agrarias que afectan a las poblaciones de perdiz.